Aloe vera

Limpia, refresca e hidrata la piel, además de regular la secreción sebácea y reducir los picores de la piel. Gracias a su capacidad de retener las moléculas de agua, aporta una acción hidratante y suavizante.

En la crema de día hidratante, el agua micelar, el jabón en espuma, el sérum concentrado y el exfoliante facial podrás sentir los efectos que aporta a la piel.