• Mimesis Sensations

7 cuidados capilares que pensabas que estabas haciendo bien

Mantener un pelo sano y cuidado no solo se consigue aplicándole un buen champú o mascarilla reparadora, hay gestos que condicionan (y más de lo que pensamos) que nuestra melena sea o no el centro de todas las miradas. Te contamos algunos errores que podemos evitar para lucir pelazo.





1. Planchar el pelo cuando está húmedo


Cuando pasamos la plancha sobre un mechón húmedo se produce un vapor, el cual no puede salir bien al estar cubierto por la plancha de manera que se genera una especie de ‘cocción’ que no beneficia nada al cabello, todo lo contrario, puede hacer que se rompa y se abran las cutículas, dejando un aspecto quebradizo.



2. Irte a dormir con el pelo mojado

A veces por cansancio, costumbre o pereza por secarlo a según qué horas, podemos irnos a la cama con el pelo mojado. Este gesto no ayuda nada a nuestra cabellera, ya que lo que consigue es que se debilite y se rompa con facilidad. Además, propicia la aparición de hongos y bacterias, dando lugar a posibles irritaciones en el cuero cabelludo e, incluso, la aparición de caspa.



3. Cortarse el pelo para que crezca más

Seguro que más de una vez te han dicho eso de que si te cortas el pelo, te va a crecer más. Si es así, no hagas caso a esta recomendación porque no tiene fundamento. Cortando el pelo lo que consigues es sanearlo, dando una apariencia de estar más saludable y con más volumen, pero en ningún caso que crezca más fuerte.




4. HACERTE UNA COLETA estando mojado

El pelo mojado es realmente vulnerable y al recogerlo o hacerte una coleta con una goma, además de dejar una marca que puede ser indomable, aumentarás la probabilidad de que se quiebre: con el pelo mojado es cuando el cabello es más elástico y está más frágil.




5. Desenrédalo de forma adecuada

¿Desenredas el pelo empezando por la raíz y bajando hasta la zona de las puntas? ¡Error! Lo que consigues de esta forma es arrastrar el nudo por el pelo desde la parte superior a la inferior, dañándolo aún más. Lo correcto es empezar por las puntas y eliminar los nudos que existen en esta zona y avanzar con suavidad. Después desenreda subiendo por la zona media para acabar en las raíces. De esta forma no acumularemos diferentes nudos al arrastrarlos por el cabello. Si tu cabello se enreda fácilmente, puedes aplicarte un spray acondicionador que te facilite su peinado y evite su rotura.




6. Frotar fuerte al lavar el pelo

Si frotas muy fuerte el cuero cabelluda puedes fomentar que la cutícula se abra y el pelo se encrespe más. Lo aconsejable es masajearlo suavemente con los dedos, dejar actuar el champú entre 1 y 3 minutos, y con los dedos lavar la melena sin frotar.




7. No aplicar protectores térmicos


A todas nos gusta lucir unas ondas perfectas o una melena bien lisa. Sin embargo, el exceso de calor es un gran enemigo del cuero cabelludo y las hebras, ya que las hace más sensibles a quebrarse dejando como resultado un cabello quebradizo y dañado.

Para evitarlo es fundamental aplicar sobre el cabello un producto que lo proteja del calor de planchas, secadores y tenacillas. El acondicionador + protector térmico capilar de Mimesis Sensations es una fórmula diseñada para mantener el cabello hidratado y protegerlo del calor del sol, de la plancha y el secador, ofreciendo una protección térmica hasta 230ºC. Además, facilita el peinado evitando roturas y enredos.






Ahora que conoces los errores que no le hacen ningún favor a tu pelo, no tienes excusas para dejar de cometerlos y darle el cuidado y el mimo que más necesita.

32 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo